Estás en el blog de burgers.love

Cómo preparar pan para tus hamburguesas caseras en 10 sencillos pasos

El pan es el héroe silencioso en una hamburguesa. La carne siempre es la protagonista, pero sin el pan, una hamburguesa no sería lo que es. Los mejores restaurantes lo saben y si no lo hornean ellos mismos, lo encargan a su panadero de confianza. Y es que todo aquel que se tome en serio esto, prepara con sus propias manos el pan de sus hamburguesas caseras.

Como buen comandante al servicio de su capitán, el pan se encarga de absorber los jugos de la carne, de mantener el conjunto de la hamburguesa unido y de darle integridad estructural. Un buen pan de hamburguesa debe cumplir con dos requisitos fundamentales:

  1. No deshacerse cuando la carne y los demás ingredientes de la hamburguesa empiecen a soltar su jugo.
  2. Tener un sabor y una consistencia discretos para no robarle el protagonismo a la carne.

Los panecillos embolsados que solemos encontrar en el supermercado normalmente no reúnen estas características y no están a la altura. Se deshacen, se resecan y el valor nutricional de sus ingredientes deja mucho que desear. Por ello, aunque preparar pan para tus hamburguesas caseras requerirá de un poco de práctica, sin duda te va a compensar con creces el esfuerzo. Por su sabor, por su olor, pero sobre todo, por la satisfacción que da preparar tu propio pan.

¡Y verás que no es tan complicado! A continuación te contamos cómo preparar pan para tus hamburguesas caseras en 10 sencillos pasos.

Pasos a seguir para preparar el pan de tus hamburguesas caseras

Varias porciones de masa con forma de panecillo sobre mesa con harina

1. Preparar los ingredientes. Por supuesto, el primer paso es reunir los ingredientes necesarios y preparar las cantidades. Para 8 panecillos necesitarás:

  • Harina de panadería: 325 g.
  • Leche entera: 155 ml.
  • Levadura seca de panadería: g.
  • Huevo: 1 unidad.
  • Azúcar: 10 g.
  • Sal: g.
  • Mantequilla: 15 g.
  • Semillas de sésamo.

2. Activar la levadura. Para ello, mezclaremos la levadura con el azúcar y algo de harina en la leche ligeramente templada. El azúcar ayudará a que salgan burbujas, así sabremos que la levadura sigue viva y activa. La levadura se alimenta de los azúcares y almidones de la masa, y suelta anhídrido carbónico que es lo que hace que suba.

Es importante que la leche no esté excesivamente caliente, mejor a temperatura ambiente o solo un poco templada, porque si la temperatura está por encima de los 45 grados, mataremos la levadura.

3. Mezclar el resto de ingredientes. En un cuenco amplio, pondremos la harina, el huevo, la sal y la mantequilla; una vez que la hayamos amasado un poco. Tras integrar en la medida de lo posible todos estos ingredientes, añadiremos la leche e intentaremos formar una masa homogénea que podamos acabar manipulando.

Manos de una persona mezclando y amasando para hacer pan

4. Amasar. Da igual si lo hacemos a mano, con una amasadora o con una panificadora, de forma concienzuda amasaremos la mezcla hasta obtener una masa homogénea, brillante y lisa.

Si te apetece darle un toque diferente a tu pan de hamburguesa casero, este es el momento de añadir nueces, pipas o semillas. Además de sabor, le aportarán textura.

5. Dejar reposar la masa, tapada y en un lugar templado, al menos durante 45 minutos. Hasta que haya doblado su volumen.

Esta primera fermentación o levado es determinante para el sabor y la textura final que vaya a tener nuestro pan de hamburguesa casero.

6. Volver a amasar. Una vez que haya aumentado su volumen, nuevamente amasaremos bien con las manos, sobre la mesa o encimera ligeramente enharinada. Con las yemas de los dedos sacaremos un poco de aire de la masa de nuestro pan de hamburguesa casero y luego, formaremos un rollo del que cortaremos las porciones.

Manos amasando con un rodillo una masa sobre mesa llena de harina

7. Cortar en porciones. Del rollo que hemos hecho, iremos cortando porciones de unos 70-80 gramos cada una. Trabajaremos cada una de esas porciones con la palma de la mano, sobre una superficie lisa, para formar bolas que se convertirán en panecillos de hamburguesa.

Iremos colocando cada una de las bolas sobre una bandeja de horno recubierta con papel, dejando espacio suficiente entre cada una de ellas. Si queremos podemos humedecer ligeramente con agua la superficie de las bolas de masa.

8. Dejar reposar una vez más. Durante este segundo levado o fermentación final taparemos nuestros panecillos y los dejaremos reposar durante 40 minutos más. Así, la masa volverá a fermentar antes de su cocción.

Una vez transcurridos los 40 minutos, untaremos cuidadosamente los panecillos de hamburguesa con un poco de huevo o clara, no mucho, y espolvorearemos semillas de sésamo o de cualquier otro tipo por encima.

Varias porciones de masa sobre bandeja de horno siendo espolvoreada por encima con semillas

9. ¡Al horno! Introducimos la bandeja con nuestros panecillos de hamburguesa en el horno precalentado a 180 grados, arriba y abajo, sin aire. Los dejaremos 15 minutos o hasta que adquieran un ligero tono dorado. Cuando estén listos lo notarás, los panecillos despiden un olor maravilloso a panadería.

10. Enfriar sobre una rejilla. Una vez estén completamente fríos, podemos congelar los panecillos de hamburguesa. Aguantan de maravilla envueltos con film transparente, en una bolsa para congelador. Cuando queramos consumirlos solo hay que dejar que se descongelen destapados a temperatura ambiente.

Y si cuando vayas a preparar tu hamburguesa casera quieres sorprender a tus invitados, mientras se hace la carne, puedes abrir los panecillos y dorarlos en una sartén con mantequilla ligeramente salada. Si trabajas con parrilla, puedes untar un poco de mantequilla en ella y dorarlos ahí. ¡Tus hamburguesas caseras quedarán para chuparse los dedos!

A priori puede parecer laborioso, pero como ves, preparar pan para tus hamburguesas caseras con estos 10 sencillos pasos puede convertirse en algo fácil e instintivo. Lleva su tiempo, pero te aseguramos que compensa. Está comprobado, ¡el que se toma la molestia de hacer su propio pan de hamburguesa casero, jamás vuelve a querer otra cosa!

Varias hamburguesas vistas desde arriba sobre una bandeja de madera, junto a un cuenco con salsa y una cesta con patatas fritas
Más entradas
7 libros de recetas de hamburguesas para regalar o que te regalen

7 libros de recetas de hamburguesas para regalar o que te regalen

El 23 de abril es un día especial para los amantes de ...

Leer más
¿Cómo surgieron las hamburguesas? 5 hitos que han marcado su historia

¿Cómo surgieron las hamburguesas? 5 hitos que han marcado su historia

Lo cierto es que nunca se llegará a saber con seguridad cuál ...

Leer más