Estás en el blog de burgers.love

5 trucos para que las hamburguesas veganas no se deshagan y queden perfectas

Preparar la masa para hacer hamburguesas veganas puede ser un acto de creatividad culinaria o una pesadilla, dependiendo de cómo se mire. Y es que si no elegimos correctamente los ingredientes, puede que en lugar de degustar una rica hamburguesa acabemos comiendo un pisto o un puré.

Algo que debemos tener muy claro cuando nos disponemos a preparar hamburguesas veganas es que necesitan un elemento que integre todos sus ingredientes. En las hamburguesas de carne ese elemento que hace que podamos dar forma al disco y que no se deshaga es la grasa o por ejemplo el huevo, cuyo uso suele ser habitual, entre otros.

Para poder disfrutar de una hamburguesa vegana lo suficientemente compacta, pero que no esté seca y que además esté sabrosa, debemos pensar muy bien qué ingredientes vamos a añadir. Pero si aún así no consigues que la masa de tu hamburguesa quede en su punto, te hemos preparado el siguiente listado con 5 trucos para que las hamburguesas veganas no se deshagan y queden perfectas. ¡Allá vamos!

1. La masa debería estar siempre más húmeda que seca

Aunque hay que tener cuidado si hemos usado verduras demasiado acuosas, ya que aportarían un plus de humedad a la masa de nuestras hamburguesas veganas y sería difícil conseguir darles forma. Por lo tanto, si una vez hemos escurrido bien todos los ingredientes, vemos que a nuestra masa le falta humedad, entonces sí podemos añadir poco a poco caldo vegetal, tomate frito casero o salsa de soja. Estas opciones además de humedad le aportarán sabor al conjunto.

Si la masa ha quedado seca y dura, otro truco que puede ayudarnos es disolver en agua un poco de almidón de maíz, semillas de algún tipo (lino por ejemplo) o germen de trigo. En este caso, debemos buscar la proporción correcta para que la mezcla se asemeje y tenga la consistencia del huevo batido. Después la añadiremos a la masa tal cual.

2. ¿Y si hay demasiada humedad en la masa?

¿Qué hacemos si, por el contrario, la masa de nuestra hamburguesa vegana ha quedado demasiado blanda y no podemos darle forma? Fácil. Podemos añadir un poco de harina (de trigo, de avena, de garbanzo, de arroz, etc.) en su versión refinada o integral, así como pan rallado de cualquier tipo. La harina y el pan rallado absorberán el exceso de humedad de la masa y la harán más manejable.

Si aunque esté blanda la masa conseguimos darle forma, otra opción es rebozar en harina o pan rallado nuestra hamburguesa vegana una vez ya formada, en lugar de añadir estos ingredientes a la masa.

3. Si no quieres añadir harinas ni pan, ¡congela!

Si la masa para tus hamburguesas veganas te ha quedado muy blanda o pegajosa, y prefieres no añadir ningún tipo de harina ni tampoco pan, siempre puedes optar por congelarlas durante al menos 4 horas antes de cocinarlas. Con la ayuda de un molde les das forma y las envuelves para que la mantengan, de esta forma conseguirás que sean más fáciles de manipular. Además, no tienes ni que descongelarlas para cocinarlas, con ponerlas en la sartén o el horno es suficiente.

Ten en cuenta que si cocinas tu hamburguesa vegana en la sartén, deberás añadir un poco de aceite para que no se pegue. Las hamburguesas de carne no lo necesitan porque ya sueltan su propia grasa.

4. El gluten de trigo

Es el ingrediente principal de las carnes vegetales como el seitán y si no tienes ningún tipo de alergia o intolerancia al gluten, puede ser el ingrediente perfecto para que tus hamburguesas veganas queden compactas. Gracias a su capacidad para absorber el agua, si utilizas la cantidad justa y no te pasas, te quedará una masa elástica y fácil de manipular. De lo contrario, por su elasticidad puede resultar complicado darle forma.

Además, el gluten de trigo aguanta bien las altas temperaturas y durante la cocción tu hamburguesa no se resecará ni quedará dura.

5. Alimentos con almidón

El último truco es el más fácil de todos. Si prefieres ir sobre seguro, escoge los ingredientes de tus hamburguesas veganas de manera que uno de ellos sea siempre algún alimento que contenga almidón. Por ejemplo, un cereal como el arroz cocido, la avena previamente hidratada con agua caliente o la quinoa; aunque esta última puede ser un poco más difícil de manipular. También los tubérculos como la patata cocida machacada, así como la remolacha o el boniato cocidos; entre otros. El caso es que gracias a que los almidones ayudan a retener la humedad, funcionarán muy bien para aglutinar todos los ingredientes de nuestra hamburguesa.

Además, dentro del grupo de alimentos con almidón también tenemos a las legumbres (lentejas, garbanzos, guisantes, etc.), que suelen ser un ingrediente imprescindible en las hamburguesas veganas porque hacen que queden tiernas, jugosas y tan cremosas que se deshacen en la boca.

Ya sabes, si aún no le has cogido el truco a las hamburguesas veganas y no consigues que te queden compactas y jugosas a la vez, puede ser porque la masa está demasiado seca o más húmeda de lo necesario.

Sea cual sea el motivo, con estos 5 trucos para que tus hamburguesas veganas no se deshagan y queden perfectas conseguirás una masa fácil de manipular y lo que es mejor, realmente sabrosa.

Más entradas
¿Cómo surgieron las hamburguesas? 5 hitos que han marcado su historia

¿Cómo surgieron las hamburguesas? 5 hitos que han marcado su historia

Lo cierto es que nunca se llegará a saber con seguridad cuál ...

Leer más
Receta de hamburguesa casera de cerveza negra para celebrar San Patricio

Receta de hamburguesa casera de cerveza negra para celebrar San Patricio

Si hay una cerveza que se asocie a Irlanda sin duda es ...

Leer más